Mueble

Interiorismo japonés y sillas de oficina en Cali

interiorismo japones

¿Como podemos decorar con sillas de oficina en Cali de Akivoy inspirados en el antiguo perfeccionismo de los interiorismo japonés? con sus esteras, biombos, maderas sin pintar y papel, demuestra de forma clara que menos puede llegar a significar más en la decoración de interiores.
La decoración japonesa tiene una personalidad muy marcada y se diferencia en gran medida del resto de los estilos asiáticos.

Y muy especialmente, de nuestro concepto en el modo de decorar; sus ideas difieren en gran medida a nuestra manera de entender la decoración.

El hogar japonés presume de interiores minimalistas; simples, serenos, sencillos… una palabra lo resume todo: Zen.

El Zen, que se centra en la búsqueda de lo esencial, es el eje fundamental de su decoración; sobria, práctica y elegante. El japonés únicamente considera necesarios aquellos objetos que no sean accesorios y decorativos y tengan una utilidad bien definida.Por ello, en la decoración japonesa cada espacio tiene un propósito determinado y bien definido. El dormitorio sirve para descansar y lo imprescindible dentro de éste es una cama, ya está

Decoración Zen: Paz y armonía en casa.

El japonés únicamente considera necesarios aquellos objetos que no sean accesorios y decorativos y tengan una utilidad bien definida.

Por ello, en la decoración japonesa cada espacio tiene un propósito determinado y bien definido. El dormitorio sirve para descansar y lo imprescindible dentro de éste es una cama, ya está.

El salón suele estar despejado y ningún objeto debe dificultar la vida de las personas. El salón japonés cuenta con lo mínimo imprescindible.

Nada de muebles o accesorios superfluos ni artículos decorativos que no tengan una utilidad clara. La sencillez, la funcionalidad y el orden es una prioridad.

La cocina

La cocina es minimalista y completamente funcional, todo lo que se necesita para cocinar está accesible y a la vista. Debido al elevado precio del suelo y la escasez de espacio, la cocina japonesa consta de módulos y muebles convertibles y suele estar totalmente integrada al resto de la casa.

Inspiración en la naturaleza

Al japonés le gusta decorar con muebles y accesorios que se inspiren y se extraigan de la naturaleza; madera, papel de arroz, lino, rattán, bambú… todo en un ambiente de gran armonía y paz.

Mobiliario

Los muebles son sobrios y constan de formas sencillas. Tradicionalmente el mobiliario japonés se reducía a la mínima expresión debido a la situación geográfica de la isla.

Situada entre dos placas tectónicas, a sufrido durante toda su historia temblores de tierra, por lo que los muebles eran de madera y papel, debido a la necesidad de usar un material ligero y resistente a los terremotos.

Colores

El hogar japonés se suele decorar con colores naturales que deriven de la naturaleza. Marrones, verdes, grises y los colores neutros, son los más utilizados para decorar los espacios interiores.

La decoración japonesa tradicional

Hasta hace unas décadas la mayoría de los japoneses vivían en casas de madera, papel y paja.

La característica principal de las casas japonesas era el uso de los tatamis para cubrir el suelo, por lo que las habitaciones de las casas tradicionales japonesas (washitsu), son conocidas también como salas de tatami.

En los primeros días, el tatami fue utilizado solamente por la nobleza, que se sentaba en una sola e independiente estera colocada en el suelo.

El uso del tatami se difundió durante el periodo Muromachi, sin embargo, todavía era común el uso de esteras independientes, ya que:

Fue durante esta época que el shoin-zukuri, el estilo tradicional de la casa japonesa, se desarrolló y evolucionó como una especie de híbrido entre los estudios de los monjes Zen, que tanta importancia han tenido en el mundo oriental, y las habitaciones de recepción de la élite militar.

El shoin-zukuri se caracteriza no sólo por las esteras de tatami en los suelos, sino también por las particiones shoji, las pantallas de papel de arroz, las puertas correderas y los pilares cuadrados.

Casas de té

En el siglo XVI el maestro de té Sen no Rikyu redefinió la ceremonia del té japonesa, estableciendo el uso de salones de té más pequeños, utilizando materiales rústicos y naturales e incluyendo el tatami.

Rikyu fue fundamental en la popularización del wabi-sabi, la idea de encontrar la belleza en la imperfección y la simplicidad.

En el siglo XVII, los tatamis se podían encontrar en las casas de la gente común y rápidamente se convirtió en una parte integral de todos los hogares.

Las esteras funcionan muy bien con el clima de Japón, el cual es cálido y húmedo en verano y frío y seco en invierno, ayudando a regular la humedad interior.

También ayudó, el hecho de que en Japón, y en general, en todo el oriente, se sentaban y dormían en el suelo y se entra en las casas descalzo.

En los últimos 150 años, los interiores japoneses tradicionales han dado paso a hogares más occidentalizados y ahora muchos de ellos tienen una sola sala de tatami.

Hoy en día, algunos japoneses todavía duermen sobre esteras de tatami con un fino colchón en la parte superior, llamado futón, el cual se puede doblar cuando no está en uso. Sin embargo, la mayoría de las personas ahora duermen en camas “de estilo occidental”.

Actualmente se pueden ver una gran variedad de salas históricas de tatami bien conservadas en lugares tales como templos, villas y casas de té. Incluso tienes la oportunidad de pasar la noche en una, si te alojas en un ryokan o un minshuku.

Fuente:

NOMAD BUBBLES-Magazine

https://www.nomadbubbles.com/decoracion-japonesa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *